Aviso legal

Titularidad

En virtud de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, le comunicamos que la web que está visitando ubicada bajo el dominio frambuesaylavanda.com pertenece a  Frambuesa&Lavanda (denominación comercial).

Objeto

Toda persona que acceda a este sitio web asume el papel de usuario, comprometiéndose a la observancia y cumplimiento riguroso de las disposiciones aquí dispuestas, así como a cualesquiera otra disposición legal que fuera de aplicación.

La propietaria se reserva el derecho a modificar cualquier tipo de información que pudiera aparecer en el sitio web, sin que exista obligación de preavisar o poner en conocimiento de los usuarios dichas obligaciones, entendiéndose como suficiente con la publicación en el sitio web de la propietaria.

Contenidos

Los contenidos e imágenes que hay en esta web pertenecen a los respectivos autores y, salvo que tengan una licencia específica, están regulados bajo la licencia  Frambuesa&Lavanda.

Responsabilidad

La propietaria no se hace responsable de las informaciones, opiniones y conceptos que sean emitidos, publicados o distribuidos a través del sitio web por los usuarios ni de cualquier otro sitio web interconectado, mediante enlaces o cualquiera de los servicios que se vinculen o relacionen en esta web.

El sitio web de la propietaria puede utilizar cookies (pequeños archivos de información que el servidor envía al ordenador de quien accede a la página) para llevar a cabo determinadas funciones que son consideradas imprescindibles para el correcto funcionamiento y visualización del sitio. Las cookies utilizadas en el sitio web tienen, en todo caso, carácter temporal con la única finalidad de hacer más eficaz su transmisión ulterior y desaparecen al terminar la sesión del usuario. En ningún caso se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal.

Este sitio web ha sido revisado y probado para que funcione correctamente. No obstante, la propietaria no puede garantizar la inexistencia de errores en el acceso a la web, en los contenidos ni en su actualización completa, aun cuando invierte todos los esfuerzos necesarios para evitarlos y enmendarlos con la máxima celeridad y siempre que le sean indicados.